Artículo publicado en La Gaceta Digital

Noticia en El Periódico Extremadura

Noticia en Nuestra comarca

El Departamento de Lengua y Literatura del IES Luis Chamizo retoma este curso una de sus actividades favoritas que son los Encuentros Literarios. Este año tenemos previstas varias visitas de autores de algunas de las lecturas que tienen recomendadas los alumnos. Desde hace un tiempo, organizamos estos encuentros y sabemos que tienen muy buena acogida en nuestra comunidad educativa pues humanizan la figura, en ocasiones abstracta, del escritor y le acercan a adolescentes a los que les cuesta iniciarse en la lectura.

Este mes de diciembre será nuestro Diciembre de Letras porque además de las tareas habituales de fomento a la lectura, recibimos a dos escritores de los que comentaremos algunos aspectos para que podamos situarlos en el panorama literario. David Lozano nos visita el 3 de diciembre y a Pilar Galán la recibiremos el 16 de diciembre.

David Lozano. Definitivo. 3 XII 2019David Lozano Garbala es un escritor de libros juveniles, guionista y profesor. Licenciado en Derecho y con estudios de Filología Hispánica, ha ejercido como abogado y, desde 1998, se dedica profesionalmente a la escritura. Ha participado como actor en diversos cortometrajes, ha presentado programas de televisión, ha escrito guiones de documentales y de vídeos corporativos. Fue contratado por el productor Andrés Vicente Gómez como guionista para la adaptación de El viajero, primera parte de su trilogía La puerta oscura.

Algunos de sus libros son: El ladrón de minutos, La puerta oscura (Trilogía), Valkiria, Donde surgen las sombras (premio Gran Angular), Desconocidos (premio Edebé), etc.

Los lectores del Chamizo conocemos a David Lozano por El ladrón de minutos que es un libro con un argumento peculiar: Las Autoridades han decidido eliminar un día del calendario y la fecha elegida ha sido, precisamente, el seis de octubre. El día que nació Eduardo que, de golpe, se ha quedado sin cumpleaños. Desde luego, no se lo ha tomado nada bien y acude a la Tienda de Cosas Prohibidas en donde consigue una Succionadora de Tiempo capaz de robar minutos hasta completar un día. Edu comienza así su caza del tiempo…

Y con Edu todos nosotros, página a página, estamos ansiosos de acumular minutos para restaurar esas veinticuatro horas que necesita el protagonista.

Una primera lectura de El ladrón de minutos nos presenta una historia con la pretensión del disfrute adolescente porque tiene ritmo, giros inesperados, enamoramientos, aulas, chivatos, misterio etc. Pero una segunda lectura más sosegada nos muestra un libro que habla del tiempo en mayúsculas y en minúsculas. Ese tiempo que marca la existencia de cada individuo y que es nuestro hilo conductor. Destacamos algunas de las reflexiones que el autor hace en libro con respecto al tiempo:

¿Hace ruido el tiempo al pasar?

¿El tiempo sufre cuando está encerrado? El tiempo hay que vivirlo.

La risa del hospital vale más que una risa de circo.

El tiempo te hace sentir poderoso.

Las horas sin amigos tienen más minutos, pero son minutos inservibles.

Todo gira en torno al tiempo.

David Lozano consigue con este libro llegar a un lector muy joven, sin descuidar a los lectores maduros porque encierra profundas consideraciones sobre el devenir del tiempo en un argumento con apariencia de novela de aventuras. Estamos deseando oír las palabras del autor sobre todo el proceso creativo de este libro que tanto nos ha gustado y, desde luego, le preguntaremos dónde podemos conseguir una Succionadora de Tiempo.

Cartel 16 diciembre 2019. Pilar Galán. LaraPilar Galán Rodríguez es una escritora licenciada en Filología Clásica que actualmente trabaja como profesora en un instituto. Ha ganado más de una veintena de premios de narrativa ha publicado los libros de cuentos: El tiempo circular, Túneles, Manual de ortografía, Diez razones para estar en contra de la Perestroika y Paraíso Posible; así como las obras de teatro Los pasos de la piedra y Miles Gloriosus.

También es autora de las novelas: Pretérito imperfecto, Ocrán-sanabu, Ni Dios mismo y Grandes superficies. Escribe una columna de opinión, Jueves sociales, en El Periódico Extremadura. Dirige varios talleres literarios y ha participado en numerosas antologías y revistas.

Después de esta breve reseña biográfica, diremos que P. Galán es una vieja conocida del Chamizo, nos ha visitado varias veces y de cada uno de esos encuentros guardamos el mejor de los recuerdos. Los alumnos acuden entusiasmados a sus charlas porque sabe llegar a los adolescentes, conoce sus intereses, sus gustos y sus problemas para acercarse a los libros. En esta ocasión son los alumnos de 1º de Bachillerato los que han leído Tecleo en vano que es un libro formado por un conjunto de relatos que tienen títulos que invitan a la lectura: Declaración de amor, Lección de literatura, Una espiga dorada por el sol, Yinguel Bel, Mesa camilla o estructura circular, etc

Pilar Galán ha titulado esta charla Teclear en vano. Los alumnos han leído la obra y han trabajado una guía de lectura que les permitirá intercambiar puntos de vista sobre los textos. La escritora siempre nos cautiva con su sabiduría literaria. Por eso, estamos deseando volver a disfrutar con su manera de transmitir su amor por las palabras.

Desde aquí le agradecemos a Pilar Galán que siempre nos haga un hueco cuando solicitamos su presencia y el cariño que muestra con el IES Luis Chamizo. Muchos somos seguidores de sus libros y cada jueves abrimos las mañanas con su columna del periódico que suele dar voz a nuestra manera de entender la vida. Seguro que este encuentro será muy enriquecedor.

Para terminar no podemos olvidarnos de agradecer y felicitar por su buen trabajo a Lara Fernández Rodríguez que es la profesora que se encarga de hacernos la cartelería. Ella sabe poner sus diseños al servicio de este fomento a la lectura que hacemos en el Chamizo. Estos carteles ya tienen su sello y nos ayudan a promocionar las actividades de lectura dando imagen a nuestras palabras.

¡Feliz Diciembre de Letras y felices palabras!

Estamos hechos de palabras. Cuando nacemos alguien nos pone nombre y ya somos Verbo para siempre”.

(Pilar Galán)